Noticias

Temporal y lluvia en Barreal. Sus consecuencias

3 familias fueron evacuadas y 30 casas sufrieron daños graves. Ese fue el relevamiento que realizó el Ministerio de Desarrollo Humano y Social luego de la intensa lluvia en Calingasta. Por estas horas buscan acondicionar las calles para que los vecinos puedan circular.

Durante la tarde del jueves, los vecinos de la localidad de Barreal sufrieron una intensa lluvia que generó una creciente que terminó afectando a 30 casas. Fabio Aballay, ministro de Desarrollo Humano y Social de la Provincia, habló con los medios e informó que hasta el momento hay tres familias evacuadas.

Por estas horas se están reacondicionando las calles de Barreal para habilitar la circulación por la zona. También hay edificios públicos que han sufrido algunos inconvenientes y por estas horas las fuerzas están concentradas en activar esos lugares.

Intensa lluvia en Barreal

¿Qué dijo el gobernador?

Uñac se hizo presente en la zona y habló de «trabajar en un proyecto definitivo» para que la creciente no vuelva a provocar problemas en Barreal. El gobernador prometió a las personas que sufrieron daños una asistencia inmediata y una que tenga que ver con evitar que el pueblo tenga este tipo de desastres.

Si bien habrá ayuda para cubrir las carencias inmediatas, en el Gobierno quieren resolver el problema de fondo que ya provocó en menos de dos semanas muchos problemas por la bajada de crecientes.

Gendarmería ayudó a una embarazada

Momentos de muchos nervios se vivieron este jueves en Barreal, Calingasta, después de que una mujer entrara en trabajo de parto en medio del drama que se vivía por la creciente en el departamento. Con el agua circulando por las calles como ríos, el vehículo de Gendarmería llegó hasta la Iglesia Jesús de la Buena Esperanza para buscar a una mujer que estaba a punto de parir.

En el momento que empezó con el trabajo de parto la mujer embarazada estaba en la casa de las hermanas «Carmelitas Descalzas». Por ese lugar pasó la movilidad y la llevaron al hospital departamental donde llegó justo a parir. En la Iglesia Jesús de la Buena Esperanza, quedaron sus otras dos hijitas menores de 10 años al cuidado de las religiosas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *